junio 17, 2008

Murió Alberto Musso, un maestro de pintores

Por Gema Gallardo.

El gran artista, nacido en San Luis, falleció el domingo luego de sufrir un paro cardíaco. Era un referente de la plástica local.

La comunidad artística mendocina llora la pérdida del gran pintor Alberto Musso, quien falleció el domingo a la noche luego de sufrir un paro cardíaco. El artista se encontraba internado desde hacía más de una semana en el Hospital Español, adonde había ingresado luego de sufrir un infarto cerebral que le dejó inmóvil el lado derecho del cuerpo.

Los restos del plástico recibieron sepultura ayer a la tarde en el Cementerio de Capital, ante el dolor de sus seres queridos.

Acerca del pintor

Musso nació en San Luis y se radicó en nuestra provincia. Fue docente en la Facultad de Artes y Diseño de la UNCuyo. Además de pintar, también tradujo textos del ruso, como el poema dramático Eugenio Oneguin, de Alexander Pushkin, y amaba la literatura, por eso dedicó varias horas de sus días a escribir.

Quienes seguían los pasos del pintor aseguraron que expuso en pocas pero contundentes ocasiones y participó en numerosas muestras colectivas. Obtuvo premios importantes con sus obras murales y retratos. Su constante tarea como jurado y su incansable prédica en la cátedra lo convirtieron en uno de los referentes de la plástica cuyana.

Ciudadano ilustre

Hace diez días, la Municipalidad de Guaymallén lo había declarado Ciudadano Ilustre”, en el marco de una muestra que el pintor presentó en la galería de arte Libertad. Muestra que continuará durante todo el mes “para recordar a este gran maestro y para que quienes no tuvieron oportunidad de conocerlo puedan apreciar la majestuosidad de sus exquisitas creaciones”, manifestó Sara Rosales, colega y amiga de Musso y directora de Cultura de Guaymallén.

Mientras, el año pasado, Daniel Augusto Rueda, marchand y asesor de la Secretaría de Cultura de Mendoza, le organizó una muestra homenaje en su provincia natal. Rueda en Potrero de los Funes-Arte & Vino se llamó aquella exposición, que se realizó en el Hotel Internacional Potrero de los Funes. Allí expusieron Ivonne Kaiser, Cristóbal Peña y Lillo, Viviana Herrera y Juan Castillo.

En esa oportunidad, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, dijo: “Esta distinción que le hacemos a Musso es muy importante, ya que le otorgamos el máximo reconocimiento, que a pocos artistas se les da (...). Gracias, Musso, por ser puntano, cuyano y argentino.”
En aquella ocasión, el pintor respondió: “Este homenaje es excesivo y desborda lo que yo veo de mi vida. Esta distinción me enorgullece”.

Para la eternidad

“Recuerdo que Musso me contó en varias oportunidades que el primer cuadro lo firmó cuando tenía 7 años, en 1947, y desde ese momento pintó toda su vida. La inspiración para realizar sus obras era la realidad inmediata, la que tenía al lado, tanto el retrato de una mujer como la situación política que leía en los diarios o como la que leía de la historia argentina. Todo lo que le llegaba a él era motivo para que pensara imágenes, teniendo como resultado la elaboración de un cuadro”, rememoró, acongojado, el marchand.

Entre las obras recordadas de Musso se encuentran los retratos a gobernadores, como el de Roberto Iglesias, que ornamenta las paredes del Salón de los Pasos Perdidos de la Legislatura provincial.

Fuente: http://www.diariouno.com.ar/edimpresa/nota.php?id=184040