abril 20, 2008

Los plásticos locales mejor cotizados

Por Gema Gallardo

Plástica Una investigación acerca de cómo venden los artistas locales sus obras y quiénes son los más cotizados.

Grandes maestros o nombres emergentes y amateurs, en suma todos los artistas plásticos mendocinos comienzan a gozar lenta y paulatinamente del mercado de arte que está tomando forma en nuestra provincia. Mercado que se ve favorecido por la llegada constante de turistas.

Desde hace algunos años, los creadores locales incrementaron sus ventas a visitantes nacionales y extranjeros que optan por llevarse un lienzo, una escultura o una fotografía de recuerdo de su paso por Mendoza. Pero también está creciendo el consumo de arte por parte de los propios mendocinos, quienes de a poco comienza a ver una obra artística como una inversión o “una herencia invaluable” para sus hijos. “Mi experiencia en cuanto a venta está más relacionada con compradores mendocinos que con turistas”, confesó Fernando Gabrielli, art-dealer y organizador de las exposiciones que se realizan en los espacios de arte de la bodega Navarro Correas y La Garita.

Y aunque varios referentes del medio coincidieron en que “el gran mercado del arte” no existe en estas tierras por motivos socio-culturales, sí entienden que entre los factores del auge está el cambio monetario favorable, pero también la calidad estética de las obras.

El marchand Daniel Rueda expresó que actualmente comprar una obra de arte es la tercera disciplina de inversión a nivel mundial. “La relatividad de este negocio es importante, ya que podés comprar una pintura a $500 y con los años, de acuerdo con la evolución del plástico, esa pieza puede alcanzar una cifra inimaginable”, dijo Rueda.

Por su lado, la art-dealer Cecilia Romera confesó que “definitivamente no hay un mercado de arte como lo hay en Buenos Aires, pero hay un cierto potencial. Si no no hubiera venido Gutiérrez Zaldívar a tentar la provincia como un campo de venta o promoción más para sus artistas”.

Y párrafo seguido agregó: “Mendoza se está despertando al arte y mucho ayuda la simbiosis de bodega con arte, hotel con arte, restoranes con arte, cosa que hace diez años no existía. En eso se han ‘despabilado’ los receptores de turismo, que sin duda han sido los que ayudan a que el arte se fomente más en Mendoza”, dijo la encargada del espacio de arte del hotel Hyatt.

Pero ante la ausencia de un mercado formal de arte importante –las galerías, por ejemplo–, los principales espacios de promoción son precisamente aquellos que transitan los turistas: hoteles, bodegas, restoranes. Son los extranjeros, justamente, los que sobresalen con sus compras: canadienses, estadounidenses, ingleses, alemanes y chilenos, detallaron los consultados por este diario.

Vidrieras privadas

Varios plásticos del medio señalaron que el mercado formal de arte en la provincia es muy pequeño, por lo que las principales vidrieras de sus obras son los hoteles, las bodegas y los restoranes. Éstos no actúan de marchands, pero dan espacio a las piezas y ante la consulta del interesado lo contactan o lo envían al taller de los respectivos artistas.

Al respecto, Rueda hace gestión de arte mendocino en Marbella, Punta del Este y Buenos Aires. Se ha propuesto que la provincia sea eje de un centro, entre Santiago de Chile y Buenos Aires, que incluya Uruguay y San Pablo. Esto, para que los artistas ingresen al mercado europeo pero en forma sostenida. “Muchos mendocinos tienen una calidad plástica excepcional que no tiene nada que envidiarles a las extranjeras”, apuntó el gestor.

Fuente: http://edimpresa.diariouno.net.ar/2008/04/20/nota178730.html