octubre 7, 2010

Brillan las letras argentinas

Laura Carbonari, periodista de Canal 7 Mendoza, viajó a la Feria del Libro de Frankfurt. Desde allí cuenta sus impresiones sobre esta edición, en la que nuestro país es el “invitado de honor” del encuentro.

FRANKFURT AM MAIM (Alemania)– Gutemberg creo aquí la imprenta. Goethe se inspiró en esta misma ciudad. Aquí esta el centro financiero más importante de la Union Europea... Y la industria editorial de libros mueve 9 mil millones de euros por año.

No es poca cosa que Argentina sea el país invitado de honor en la Feria del Libro de Frankfurt 2010.

Aquí se decide qué lineas se editarán el próximo año en todo el mundo, se compran derechos de autor y en este momento se toman las decisiones más importantes acerca de e-book o soporte digital para los libros del mundo.

Estar aquí entonces es algo así como asistir a la “nueva revolucion cultural”, como dicen ellos, por la edición digital o el “desbaratamiento creativo”.

Casi 2.000 stands tiene esta feria, que consigue mostrar movimientos y escritores de todas las razas y naciones del mundo.

Más allá del gigantesco y creativo pabellón, Argentina está presente en todos los rincones del predio ferial.

Cien editoriales argentinas están en Frankfurt. Trescientos títulos de escritores nuestros han sido traducidos en 28 idiomas por el Programa Sur del Ministerio de Relaciones exteriores y culto. Han organizado interesantes conversaciones con autores y editores , como también exposiciones, de las cuales “Argentina y sus cómics, del siglo XIX al presente” se destaca entre otras.

¿Y qué sería la Argentina sin música? El martes el tango dijo presente con Daniel Barenboim y Rodolfo Mederos, en el Alte Opera de Frankfurt, y fue ovacionado por todos los presentes.

El núcleo de la presentación argentina fue inaugurado por la presidenta Cristina Fernández y la embajadora Magdalena Faillace en el mismo día. En este sentido, Cristina no dio discursos, cortó la cinta y ofició de “guía literaria” frente a los representantes del gobierno alemán (estaba el canciller y todo el gabinete, menos Angela Merkel, que esperaba en Berlín). Frente a cada autor importante argentino, como Rodolfo Walsh, Cristina contaba alguna anécdota de sus libros o explicaba alguna particularidad de las obras.

El pabellón principal es una obra del arquitecto Atilio Pentimalli y tiene planos suspendidos de madera con los escritores más importantes, desde José Hernández hasta Juan José Saer, con sus obras y filmes en originales vitrinas.

Simula un laberinto

El pabellón está dedicado a Jorge Luis Borges y Julio Cortázar. Además, cuenta con dos sectores muy importantes para las provincias y para los íconos de la cultura nacional (elegidos por la propia Presidenta): Eva Perón, Maradona y el Che Guevara, con sus objetos personales y videos.

Fuente: http://www.diariouno.com.ar/edimpresa/2010/10/07/nota255187.html